Skip links

Como gestionar las emociones en esta situación que estamos viviendo ante el coronavirus

Como gestionar las emociones ante el coronavirus. Elena Trilla Coach
Como gestionar las emociones ante el coronavirus. Elena Trilla Coach

Estamos viviendo una situación totalmente excepcional, una situación para la que no estamos entrenados, una situación que nos ha “obligado” a cambiar nuestros hábitos, muchas empresas han podido permitir el teletrabajo, muchas otras han tenido que acogerse a ERTEs o ERTOs, otras han tenido que cesar su actividad y otros muchos profesionales están trabajando duramente para cuidarnos.

La consecuencia es que todos estamos viviendo una situación que nos genera muchas emociones. Y ES NORMAL tener miedo, tener rabia, estar triste, y NO PODEMOS LUCHAR CONTRA ESTAS EMOCIONES.

“Somos seres emocionales que tenemos la capacidad de pensar”.

Somos seres emocionales que tenemos la capacidad de pensar. Elena Trilla
Somos seres emocionales que tenemos la capacidad de pensar. Elena Trilla

Según la teoría del “cerebro triuno” desarrollada por MacLean, tenemos 3 cerebros:

  • El cerebro reptiliano, el más antiguo de todos. Es el que se encarga de regular las funciones fisiológicas básicas para la supervivencia (la supervivencia, regulación corporal, comportamiento territorial, reproducción sexual.
  • El cerebro límbico, éste posee una gran cantidad de estructuras neuronales encargadas de regular las emociones a través de los neurotransmisores.
  • El cerebro neocortex, el más moderno, el que nos permite razonar.

El tálamo es como una torre de control, recibe la información y la distribuye a la amígdala y al neocortex. Ante una amenaza, el cerebro reacciona como cuando estábamos en la jungla ante un león o una serpiente y envía la información a la amígdala, bloqueando la parte racional, y por lo que podemos entrar en “secuestro emocional” No podemos pensar desde la lógica, desde la razón.

Estímulo -> Emoción -> Sensación Física -> Comportamiento

Los estímulos que recibimos pueden ser externos y/o internos.

Estímulos externos:

Todo lo que nos viene del exterior:

  • Noticias
  • Vídeos
  • WhatsApp
  • Conversaciones
  • Información falsa

“Dónde ponemos el foco ponemos la energía”

No podemos controlar las cosas externas, pero si podemos decidir qué hacemos nosotros al respecto.

Recomendaciones para reducir los estímulos externos:

  • Evitar la sobreinformación. Ver las noticias de una forma controlada, no es positivo para nuestro estado emocional recibir impactos constantemente. Hemos de estar informados, pero no sobreinformados. Evitar recibir estímulos antes de ir a dormir ni justo cuando nos acabamos de levantar.
  • Contrastar la información que nos llega a través de los medios oficiales. Y evitar al máximo propagar información falsa, todavía nos genera un estado de alerta mayor.
  • Evitar tener conversaciones catastróficas con otras personas. Eso lo único que hace es alimentar el miedo.
  • Ver películas de humor, comedias. Leer libros divertidos, es decir, proporcionar a nuestro cerebro estímulos que provoquen otras reacciones.

Estímulos Internos:

Los estímulos internos son nuestros propios pensamientos.

En este caso, se trata de tomar consciencia de qué emociones tenemos, es decir poner nombre a lo que estamos sintiendo. Ese es el primer paso para aceptar lo que nos ocurre. No es lo mismo tener miedo, que tener rabia, o tristeza.

Colocar a cada emoción en su sitio. A partir de ahí, detectar qué pensamientos son los que están generando esa emoción y cuestionar los pensamientos.

Es importante que tomemos consciencia de lo que podemos hacer nosotros y de lo que no podemos hacer. Nuestro cerebro más antiguo, busca la supervivencia, y por tanto, se enfoca en el peligro para prevenir, y se queda con lo negativo como una forma de aprender para que no vuelva a pasar.

Pero nuestro cerebro más moderno, tiene la capacidad de pensar, y de buscar opciones más allá de (huir, atacar o paralizarnos).

Tenemos que enfocarnos en todas aquellas cosas que SÍ dependen de nosotros para buscar opciones y soluciones creativas para la situación que estamos viviendo.

Ante una misma situación, una persona reacciona de una forma y otra persona reacciona de otra forma.

La diferencia: Cómo percibe (qué piensa) lo que está viviendo

Recomendaciones para gestionar los estímulos internos:

  • Poner nombre a lo que sentimos
  • Escribir las emociones y los pensamientos en un diario para poder expresar lo que estamos sintiendo.
  • Comentar con nuestros seres queridos cómo nos sentimos
  • Agradecer las cosas que SÍ TENEMOS
  • Ayudar a otros y pedir ayuda cuando lo necesitemos
  • Entrenar la mente para estar en el aquí y ahora.

Recomendaciones generales para el confinamiento:

  • Tener una misma rutina de horarios, comidas, ejercicio (buscar opciones para hacer ejercicio en casa)
  • Marcarte pequeños objetivos (cosas que antes no podías hacer por falta de tiempo):
    • Leer, Escribir, Dibujar
    • Escuchar música y aprender letras de canciones
    • Formarte en alguna cosa que te haga ilusión

Espero que este artículo te ayude a gestionar mejor las emociones, no solamente en estos momentos que estamos viviendo, sino para siempre.

Contacta conmigo si quieres consultarme alguna cosa.

Deja un comentario

Name*

Website

Comentario

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Hola, ¿quieres conocer en qué te puedo acompañar? Escríbeme.